Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abelardo afronta la cuesta de diciembre

En pleno bache de resultados, el Sporting tiene cuatro encuentros en menos de dos semanas para calibrar el estado del proyecto

Abelardo

Diciembre calibrará en qué estado se encuentra el primer proyecto del Grupo Orlegi en Gijón. Cuatro encuentros en catorce días dictaminarán la salud deportiva del Sporting hasta el parón de Navidad, con la entrada de un mercado de invierno que apunta a tener actividad con la búsqueda de un atacante. Uno de ellos, además, muy relevante: el primer derbi asturiano de la campaña, en Oviedo. La crisis de resultados (siete partidos sin ganar, cinco empates y dos derrotas) no ha hecho sonar todas las alarmas. Pero sí han frenado lo que estaba siendo un camino estable en el primer tramo de la campaña. De puertas para fuera los directivos de Orlegi han trasladado un mensaje prudente respecto a los objetivos después de una temporada donde se rozó el abismo. En cualquier caso, nadie quiere hablar de un año meramente de transición, con la confianza de llegar a los últimos diez partidos, donde se decide todo, con opciones de luchar por play-off. Los últimos resultados (5 puntos de 21) han alejado al club rojiblanco hasta la decimocuarta plaza. La distancia con el sexto está ahora en siete puntos. Los puestos de descenso, que marca el Lugo, rival de mañana, a cinco. Los responsables del área deportiva del Sporting, en comunicación con los directivos del grupo en México, mantienen confianza en Abelardo. El técnico ha construido un equipo competitivo. Solo se registró un día raro, en Granada. En el resto, aún siendo inferior ante Las Palmas, el equipo tuvo siempre opciones de puntuar. Pero han volado unos cuantos puntos al desangrarse en las áreas, especialmente en la propia por errores groseros. En 18 partidos, ha encajado 21: el octavo de la Liga. Un dato llamativo teniendo en cuenta que el equipo ha recibido 197 disparos. Solo le chutan menos a siete equipos. Algunos rendimientos de jugadores clave también han pesado en el trayecto.

Y las lesiones también están castigando con dureza: Jony, Cote, Aitor, Nacho Méndez, Bamba, Gragera, Pedro, Campuzano… Todos han ido cayendo en distintos momentos de la competición, restando las opciones de un cuerpo técnico que se ha visto obligado a doblar los esfuerzos de los futbolistas que tenían a disposición. Insua (1.481), Otero (1.447), Cali (1.426) o Zarfino (1.410) rozan la barrera de los 1.500 minutos. Apenas tienen descanso. El uruguayo arrastra desde hace más de un mes una tendinitis. Especialistas le ha tratado en sus días de descanso.

Christian Rivera, mientras, encadena nueve encuentros consecutivos en Liga –más uno en Copa– sin descanso. Mañana para en el Anxo Carro, tras ver la quinta amarilla. El caso de Jony es delicado. Recuperado para ser clave, apenas supera los 200 minutos (217) lastrado por los problemas musculares. Abelardo ha ido buscando soluciones para cubrir las bajas provocadas por la suma de lesiones musculares y la falta de rendimiento en puestos claves recuperando a Nacho y Campuzano, dando continuidad a Queipo, y minutos a Diego Sánchez, Nacho Martín, Pola y Trabanco.

El mercado de invierno se presenta como una vía para aumentar la competencia. El área deportiva no cuenta con excesivo músculo económico tras el fichaje de Bruno, pero prioriza la llegada de un atacante que pueda actuar en banda e, incluso, arriba.

Compartir el artículo

stats