Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Oviedo, el Sporting y la Eurocopa: Punks vestidos de Armani

Ziganda quiere un Oviedo duro y con chispa, Gallego busca planes alternativos e Italia quiere reventar la fiesta inglesa en Wembley

Dos aficionados de Italia y de España, en la Eurocopa

Dos aficionados de Italia y de España, en la Eurocopa EFE

Despedido Manu García, el muchacho de oro, que ya ilusiona en tierras vitorianas a los que lo conocen, hay ganas de descubrir quién será el primero del verano en llegar al Sporting de Gijón de manera oficial. Kravets y el Puma se juegan tan alto honor. Pero no se descartan adelantamientos por la derecha de última hora.

Mientras, a 28 kilómetros, el Oviedo está en las mismas, arrancando una pretemporada que ya no es vital para el desarrollo físico del resto del año, según cuentan los que saben de esto. Aunque bien harían los azules en iniciar en plena forma el curso para evitar repetir pifias de años anteriores, que luego ya se sabe lo que ocurre por mucho que los carbayones se hayan acostumbrado a respirar con el agua al cuello.

Pero antes, la final de la Eurocopa y las ganas que tienen muchos de que los italianos se cuelen en la fiesta british organizada en Wembley a la que no están invitados y se lleven la cubertería de plata, las joyas de la señora y mingiten en la sopera

decoration

Cuco pide, a su manera, fichajes para formar un equipo con “chispa y duro”. Así que Ziganda ya tiene un plan. El de Gallego en el Sporting (de Gijón) está por ver, ya que se avecinan cambios en la forma de juego de los rojiblancos (o eso cuentan). Hay que evitar que la gente menuda y talludita que representa al sportinguismo entre en ebullición ante el “madura aquí, madura allí y devuélvesela al portero” que se produce entre los centrales del Sporting. A ver qué pasa.

Pero antes, la final de la Eurocopa y las ganas que tienen muchos de que los italianos se cuelen en la fiesta british organizada en Wembley a la que no están invitados y se lleven la cubertería de plata, las joyas de la señora y mingiten en la sopera. Si alguien puede hacerlo son los punks vestidos de Armani. ¿O alguien lo duda?

Compartir el artículo

stats