Opinión | En territorio comanche

La opinión sobre el derbi: Los pilares, la acción y la reacción

Bastón pide "cabeza fría y corazón caliente" y el Sporting logra la firma del protocolo con las administraciones para el proyecto "Asturias 2030"

Por la izquierda, Miguel Ángel Ramírez y Luis Carrión

Por la izquierda, Miguel Ángel Ramírez y Luis Carrión / LNE

"Cabeza fría, corazón caliente". Borja Bastón, el pichichi del Oviedo a pesar de los pesares y de los fans que hacen campaña para que Alemão sea titular, tiene clara cuál será la clave para saltar al césped de El Molinón y lograr que otro derbi caiga del lado azul. Son los días en los que empieza a pisarse a fondo el pedal de la motivación de cara al gran partido de rivalidad de la madreñina. El "9" ejerce de capitán dentro y fuera a la espera de que un buen resultado en Gijón sirva para disparar las acciones del Oviedín de cara a su candidatura al ascenso, sea por la vía directa o la del play-off. Ya queda menos en una semana en que la "previona" del derbi se ha entremezclado con el intento de acelerar por todas las vías posibles la candidatura de "Asturias 2030", ya saben, amiguinas y amiguinos, el proyecto para que El Molinón acoja de nuevo partidos de la Copa del Mundo de "fúrgol".

La firma del famoso protocolo de intenciones entre el Sporting y las administraciones (Principado y Ayuntamiento) ya está. Fue en un acto de esos "visto y no visto", que el único que valoró fue Alejandro Irarragorri. Lógico (o no) si se tiene en cuenta que estos días el presidente Barbón anda cambiando y recambiando la estructura del Gobierno regional. La familia orlegiana afirma que ya se han dado pasos en lo principal del asunto, la financiación, clave en este tipo de aventuras. Y el sábado, horas antes del partido, conoceremos qué es lo que se quiere hacer con El Molinón. Se supone que habrá bonitas fotos e infografías a todo color y en alta definición, que es lo que más les mola a muchos. Luego ya veremos si habrá o no excavadoras y hormigoneras.

En Orlegi no pierden la esperanza y son todo mensajes positivos. Hay que generar buen karma en todos los ámbitos aunque se haya perdido con estrépito en Zaragoza. Ya lo dice Irarragorri: "A veces una derrota a tiempo puede ser la construcción de pilares muy importantes". Eso, y que "la vida es un diez por ciento lo que te pasa y el noventa por ciento cómo reaccionas a ello". Veremos si el sábado hay acción y reacción y los pilares son robustos, ¿oyisti, güey?