Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Guerra, presidente ejecutivo del Sporting, sobre Gragera: "No vamos a malvender jugadores"

"Por el otro lado solo percibimos ruido y distorsiones de gente interesada en una posible operación", asegura el mandatario sportinguista

David Guerra, durante un acto del club. | Ángel González

"No hemos recibido ninguna oferta por nuestro jugador José Gragera". Así de contundente se mostraba ayer David Guerra, presidente ejecutivo del Sporting, en declaraciones exclusivas a LA NUEVA ESPAÑA, sobre la posibilidad de que el club rojiblanco tenga sobre la mesa la idea de traspasar a Gragera, una de las últimas perlas salidas de Mareo. Entre otras cosas, Guerra negó que existan ofertas formales por el mediocentro. Y es que en los últimos días al jugador, con contrato en vigor hasta 2024, se le ha vinculado con distintos equipos, tanto del mercado nacional como del extranjero. Gragera se cayó de la convocatoria para el partido del domingo en El Molinón contra el Zaragoza por unas molestias físicas. El club rojiblanco, en ese sentido, quiso salir al paso y atajar del ruido generado en torno al jugador. Lo hizo con unas declaraciones exclusivas a este periódico tratando de dejar de manera muy clara cuál es la postura de la entidad en este caso y los que se puedan presentar en un futuro.

"No hemos recibido ninguna oferta por nuestro jugador José Gragera. Ni tampoco propuestas ni llamadas de ningún otro club", puntualiza Guerra para añadir: "Nosotros estamos tranquilos. Tenemos la tranquilidad contractual y en ese marco trabajamos". El presidente ejecutivo rojiblanco no se muerde la lengua y afirma que "por el otro lado solo percibimos ruido y distorsiones de gente interesada en una posible operación", en referencia a la hipotética venta del futbolista, representado por el agente asturiano Gelu Rodríguez.

José Gragera celebra un gol con la camiseta del Sporting. | Área 11

Guerra traza dos líneas rojas en cuanto a la política de traspasos de la entidad. "En el club tenemos muy claras dos cosas: el Sporting no va a malvender jugadores, y vamos a actuar con total responsabilidad en defensa de los activos que tiene la entidad en su plantilla", apunta David Guerra. Pero al mismo tiempo, la entidad tiene claro que solo contará con futbolistas que quieran formar parte del proyecto que lidera Orlegi.

En ese sentido, desde la zona noble se abren a la salida de cualquier futbolista, –también de José Gragera– que, por distintas razones, no quiera estar en la plantilla. Pero no a cualquier precio, ya que la institución solo abrirá la puerta de salida en el caso de que sea una buena operación para todas las partes. "Por encima de cualquier situación que se pueda dar, queremos jugadores comprometidos con el proyecto. Si alguien no quiere estar y así lo manifiesta, el club atendería una posible petición para alcanzar un escenario favorable, pero, y esto es lo más importante, favorable para ambas partes. Y siempre, y muy por encima de todo y todos, está y estará el Real Sporting de Gijón", sentencia el presidente ejecutivo del Sporting, que, de esta forma, quiere zanjar el "caso Gragera".

Compartir el artículo

stats