Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Abrirán los bares el puente en Asturias? Estos son los argumentos del Principado para retrasar la decisión

Las claves para entender el momento que vive la pandemia en Asturias

Terrazas hosteleras en Gijón

Terrazas hosteleras en Gijón

El Principado mantuvo en su reunión con hosteleros de hoy que ahora no es el momento de llevar a cabo una apertura total de la hostelería y el comercio, basándose en datos sanitarios y en la evolución de la pandemia. El sector hostelero, con la paciencia colmada y espoleado internamente,

El debate interno del Gobierno: los dos “Cofiños”

El Gobierno regional también sufre sus debates internos, también tiene su corazón dividido. La parte sanitaria sustenta sus argumentos en parámetros estadísticos y previsiones de los epidemiólogos. Considera, como ya advirtió este lunes el director general de Salud Pública, que una apertura “brusca” de las actividades restringidas podría adelantar la irrupción de una tercera ola de contagios en Asturias, que acabaría por llevar al Principado a una situación de alta presión hospitalaria y a un crecimiento de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) a principios de enero, quizás a final de año. ¿En qué basa esta afirmación Salud? Estas son las principales claves:

La tregua de los contagios no es suficiente. Aunque en los últimos días el diagnóstico de nuevos casos ha descendido mucho, aún se encuentran en el entorno de los 150-200 contagios diarios. Esta cifra no permite considerar que se haya superado ya la segunda ola, sino que estamos a la mitad del descenso. La OMS estableció ya en su día que podría considerarse que la enfermedad se mantiene a raya cuando la tasa de positividad (número de pruebas positivas respecto al total de efectuadas en una jornada) no supere el 5%. Los datos referidos hoy por el Principado aún establecen una positividad del 5,18%, aproximándose a ese umbral. Los servicios de Salud del Gobierno consideran que la máxima apertura de la actividad tanto en hostelería y comercio (dentro de los límites que establece la “nueva normalidad”) podría establecerse cuando Asturias tenga un dato de contagios diarios en el entorno de 100 al día.

La presión hospitalaria aún es alta. Es cierto que han comenzado a descender los ingresos en planta y que se ha elevado el número de pacientes con Covid que abandonan los hospitales, pero la ocupación en las UCI aún es elevada y apenas ha descendido. De hecho se encuentra en los mismos niveles que en el entorno del 10 de noviembre (133 el 11 de noviembre, 134 ahora).

¿Qué sucedería si la actividad hostelera volviese ya a la misma situación que había a principios de noviembre? Parece lógico pensar, sostienen los expertos, que se repetiría lo sucedido en este mes. Un paulatino pero imparable aumento de los contagios, un crecimiento de los ingresos y una mayor presión sobre las UCIS, que arrastran las consecuencias del pico de presión hospitalaria de mediados de noviembre. El efecto multiplicaría los fallecimientos, ya de por sí elevadísimos el pasado mes.

Si ningún parámetro ha mejorado, ¿qué argumento hay para abrir la mano? La medición del impacto del covid en un territorio se fija según unos parámetros establecidos por el Ministerio de Sanidad: es el denominado “mapa de riesgos” del covid. Según el último dato, Asturias está entre las cinco comunidades autónomas que aún se mantienen en “riesgo extremo”. Se trata, además de Asturias, de Castilla y León, Aragón, La Rioja y el País Vasco. Navarra ha abandonado esta misma semana esa etiqueta. El “mapa de riesgo” se basa en la incidencia acumulada a 14 días, la incidencia a 7 días, la positividad, las camas ocupadas por pacientes con covid y las camas de UCI ocupadas por el coronavirus. Asturias tiene en situación elevada cuatro de esos parámetros y necesitaría descender en uno para pasar a la categoría de “riesgo alto”. Ninguno de ellos parece que vaya a descender al menos en unos días. Por tanto, sin cambios en la calificación de la gravedad de la situación, Salud no ve argumentos para flexibilizar de golpe las medidas.

Sin embargo, también hay quien cree en el Ejecutivo que es razonable que los hosteleros demanden volver ya a la actividad, aprovechar los días previos a la campaña navideña y compensar las pérdidas causadas por el largo cierre que han venido sufriendo. En este sentido, el vicepresidente del Gobierno, Juan Cofiño (consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático), ha conjugado siempre un equilibrio en el debate sobre salud o economía: "El cuidado de la salud es mi principal preocupación y la reactivación económica es una obligación", dijo el pasado abril.

Asturias está entre las cinco comunidades autónomas que aún se mantienen en “riesgo extremo”

decoration

Esta tarde, los dos Cofiños se sentarán con los representantes de Otea. El encuentro, a las 18.30 horas, contará con la presencia además de la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, y el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, además de la viceconsejera de Turismo, Graciela Blanco.

¿Cuál es el ofrecimiento que hará el Gobierno a los hosteleros? Básicamente pactar una apertura gradual. La posición de partida del Principado es que no debería reanudarse la actividad durante el puente, sino que lo idóneo es hacerlo después, cuando según las proyecciones, Asturias ya estaría en el entorno de los 100 casos diarios. Tampoco debería hacerse una apertura total, como la que plantea Otea, sino poco a poco, de modo que se vaya ampliando el aforo a medida que mejoren los datos. Una alternativa es permitir inicialmente la apertura solo de las terrazas, pero los hosteleros son reacios: primero por el escaso margen de ingreso que les suponen, segundo porque las previsiones meterológicas no son nada favorables.

39

Hosteleros encerrados en Mieres Jandro Rodríguez

El Gobierno se plantea que los cierres perimetrales continúen hasta después del puente (aunque esta decisión podría flexibilizarse), primero se levantaría en las ciudades con restricciones de entrada y salida (en función de su evolución y analizándolas por separado) y dejando para la última parte del mes la apertura de fronteras de Asturias, para facilitar los encuentros familiares navideños. El hecho de que el Ministerio de Sanidad se plantee considerar como justificados los viajes para ese tipo de encuentros podría incluso hacer innecesario levantar las actuales restricciones de acceso a la comunidad.

En definitiva: el Principado cree que la segunda ola está superándose pero que si no se espera una semana las consecuencias quizás sean peores que los logros, obligando a nuevos cierres en un plazo de un mes.

Nuevas protestas de hosteleros

Los hosteleros, por su parte, afrontan la reunión de esta tarde con expectación. “Siempre hemos dicho lo mismo. Las ciudades están vivas, hay luces encendidas, la gente está trabajando y nosotros somos los únicos que no podemos abrir”, sentenció esta mañana José Luis Álvarez Almeida, el presidente de la patronal Otea durante su visita a la Junta General del Principado al hostelero Titi Sánchez, que lleva cinco días dando vueltas alrededor del parlamento asturiano.

La hostelería asturiana al límite: "Ya no podemos más, lo estamos hipotecando todo"

“Lo primero es la salud, luego vendrá la economía, eso está claro. Pero lo que hay que entender desde un primer momento es que no podemos sostenernos pagándolo todo sin un solo ingreso”, aseguró el ovetense, propietario de dos locales y cuya historia puedes leer en este enlace.

Sánchez no estuvo solo. A la concentración también acudieron otros colegas de profesión como María José, dueña de un bar en Trubia. “Los recibos siguen llegando, te los pasan igual y les da lo mismo si estás abierta o no”, afirmó. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats