Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre los Juegos, el Oviedo y el Sporting: El “caso Biles”, cuestión de cabeza

El estrés olímpico obliga a la estrella norteamericana a parar, el Oviedo explica la campaña de abonados a los indignados y en Gijón esperan por el Puma

Simone Biles

Simone Biles Reuters

Simone Biles, la estrella afroamericana de gimnasia artística, se retira en plena competición argumentando que “hay que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos” y la pérfida Rusia –o como sea que se llame el equipo castigado por doping de Estado– gana el oro a los yanquis. En otros tiempos, ya lejanos (o no), el paso a un lado de Biles habría sido tachado de alta traición. Pero ya no hay muro de Berlín ni se hacen películas sobre la guerra fría.

Lo que esconde el “caso Biles” es un tema muy serio, ese “clic” que se produce en la cabeza y que hace que el cuerpo diga basta. Es el estrés de los Juegos, la presión que padecen todos aquellos que saben que se enfrentan a su gran momento. Pero la mente no entiende de medallas ni de oportunidades históricas.

En cuanto a los nuestros, el medallero crece pasito a pasito gracias a las chicas y al deporte individual. Se está a la espera de lo que ocurra con los deportes de equipo, que algún metal deberían dejar en caja. Puede que una de las aportaciones proceda de las “Guerreras” del balonmano, ese deporte minoritario que es mayoritario en Asturias y que en los últimos tiempos ha dado a la región las mayores alegrías junto a las muchachas del hockey patines.

Mientras, aquí en casa, el Oviedo explica al pelotón de los cabreados que asume las críticas por la campaña de abonados, pero que hay que ingresar si se quiere fichar. Y los azules no lo están haciendo a mal ritmo. El último, Dani Calvo. Ya van unos cuantos, pero los hay que no entienden que en la Liga de Tebas todo cuenta para el famoso límite salarial. Y aunque hay quien pide mirar para otro lado, por ejemplo, en asuntos como la renovación de Messi, al final hay que pasar por caja y cumplir.

Los hay que no entienden que en la Liga de Tebas todo cuenta para el famoso límite salarial.Ya no vale pagar con billetes del “Monopoly” ni con los doblones de plástico de “La ruta del tesoro”

decoration

Ya no vale pagar con billetes del “Monopoly” ni con los doblones de plástico de “La ruta del tesoro”. ¿Y a 28 kilómetros? Pues por allí andan a la espera del Puma, la solución panameña para surtir de goles al delantero que venga o se quede. Porque a esta hora, que se sepa, Djuka sigue en Gijón. Al final, casi todo acaba siendo cuestión de números y de cabeza, mucha cabeza.

Compartir el artículo

stats