Quesero antes que ejecutivo

David Fernández González dejó su carrera como directivo de empresas para fabricar en Las Regueras un tipo de queso de pasta blanda novedoso en Asturias

24.09.2013 | 02:11
David Fernández González, en la cámara de maduración en su quesería de Las Regueras.
David Fernández González, en la cámara de maduración en su quesería de Las Regueras.

David Fernández González es hoy todo un elaborador de queso, una profesión que eligió tras una larga y dilatada trayectoria como directivo o gerente en varias empresas. Natural de León, estudió marketing empresarial en Madrid y cursó un master de tres años en Francia. «Allí, tras acabar la carrera, me dediqué a recorrer un montón de queserías, me fascinaban los quesos franceses», puntualiza.

Ya en España, y además de trabajar en temas medioambientales y de desarrollo rural, también estuvo un tiempo en una empresa de barcos en Ibiza. También fue gerente de un almacén de mármol, en Madrid. «En 2008, y con el tema de la crisis, tanto mi mujer, que es azafata de vuelo, como yo lo teníamos muy claro. Además, estábamos cansados de Madrid. En 2009 nos vinimos a Asturias, mis suegros son de Grado, buscando alguna empresa para comprar y así apareció esta quesería, en Lazana, que adquirimos, señala David, quien, a renglón seguido, afirma rotundo: «Yo siempre tuve ganas de vivir en el campo, de integrarme en el mundo rural, no tenía ninguna gana de ponerme la corbata y trabajar el resto de mi vida en una multinacional».

Él, sin embargo, optó por elaborar un tipo de queso que no se hace en la región, de pasta blanda de vaca afinado, de corteza natural lavada. «Recuerdo los inicios. Fueron duros. Siempre me gustaron los quesos de pasta blanda y desde el primer día me propuse hacer un queso distinto, diferente y al tiempo tan asturiano como los demás. Contraté un técnico e hicimos las primeras cubas en 2010. Los primeros quesos que salieron de pasta blanda ya fueron premiados. Recibimos el "Cincho de plata" 2010 en el X Concurso Nacional Premios Cincho de Castilla y León».

Actualmente comercializa, con el nombre de Quesos Lazana, el Lazana afinado, que necesita 20 días de maduración y está hecho con leche pasteurizada, y también el Geo, con leche cruda y que precisa de 60 días de maduración. «En la quesería estás prácticamente las 24 horas y todos los días. Al día hago unos 80 quesos de Lazana y 30 de Geo. Aprendí este oficio trabajando mucho, a base de mucha constancia. Tienes que descubrir tu toque, lo que te singulariza. Un mínimo fallo y vuelves al principio. Y así una y otra vez hasta que lo consigues», señala David. Nacho Manzano y Pedro y Marcos Morán son algunos de los cocineros que, a día de hoy, tienen el queso Lazana en sus establecimientos.

David Fernández González vive con su mujer e hija en una casa en Tuernes, Llanera. «Es una maravilla vivir aquí, nos costó encontrar la casa pero al final dimos con ella. Vivimos en el campo y no cambiamos esto por nada. La calidad de vida que tenemos es enorme. A día de hoy estamos satisfechos con nuestra decisión de cambiar nuestra residencia a Asturias, en un pueblo y trabajando en el campo. En mi caso, haciendo quesos», enfatiza.

Enlaces recomendados: Premios Cine