Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La sidra escanciada no debe costar igual que la que no lo está", advierte el gremio

La Asociación de Escanciadores de Asturias prevé que su figura se reconozca en el convenio en 2023: "Es lo que nos distingue del resto"

En imágenes: Gijón elige al mejor escanciador de sidra Juan Plaza

Aplicar un precio mayor a la botella de sidra escanciada por un profesional es "de justicia" y algo que se debe ver "normal". Así se pronuncia Saúl Moro, presidente de la Asociación Asturiana de Escanciadores, quien muestra su reconocimiento a Loreto García, la hostelera de Pola de Siero que ha decidido cobrar 50 céntimos más (a 3,5 en total) la sidra escanciada respecto a la que se pone sin servir de la forma tradicional. "Loreto es además escanciadora profesional y en su establecimiento les gusta tratar bien la sidra", reseña el presidente del gremio, que lamenta la polémica y críticas que ha recibido la sierense por parte de algunos ante un gesto que, según Moro, no hace otra cosa que "reconocer y revalorizar" la figura del escanciador, que es la que marca la diferencia entre la sidra asturiana y las del resto del mundo: "El escanciado es nuestro diferencial y debemos cuidarlo y apreciarlo".

La decisión de García ha sido recibida de forma desigual por el sector sidrero y la mayoría de hosteleros consultados por LA NUEVA ESPAÑA descarta cobrar más. Moro advierte de que la decisión de Loreto García no es nueva, en el sentido de que muchas sidrerías cobran ya a 3,5 euros la botella escanciada. Él mismo en su negocio no cobra la que va incluida en el menú del día y no se escancia (entrega un mecanismo automático), pero sí la que echa un profesional. "Loreto solo ha actualizado los precios, pues antes cobraba a 3,2 la botella. En lo que sí se ha marcado es en cobrar menos si no escancia. Nosotros llevamos mucho tiempo diciendo que no se puede cobrar lo mismo", insiste. Advierte, además, que poco a poco se verá la subida a 3,5 euros (4 la que tiene denominación) generalizada: "Todo sube. No queda otra".

El presidente del gremio avanza, además, que este próximo año se logrará que la figura del escanciador se reconozca en el convenio de la hostelería –firmado la pasada semana tras años parado– y este "cobre más que un simple camarero, que también ha visto mejorada su situación. A la vuelta de unos meses veremos por fin revalorizado al escanciador".

"No nos planteamos diferenciar precios", dicen en Tierra Astur


Tienen un centenar de escanciadores en nómina, alguno más en temporada alta, y sirven más de un millón de litros de sidra al año en sus siete establecimientos repartidos por toda Asturias. En Tierra Astur son una voz autorizada para hablar del sector y, en su caso, descartan aplicar un precio mayor a la botella que escancien respecto a la que no. "No nos planteamos en ningún momento hacer una diferenciación en el precio entre la sidra escanciada por escanciadores profesionales y no. Para nosotros, la sidra ha de ser servida como mandan los cánones, por profesionales, para obtener de ella todas sus cualidades", explican en la red de sidrerías (siete en total) propiedad de César Suárez Junco. "Es una apuesta personal de Tierra Astur desde hace más de 30 años, pero también lo es de la marca de calidad Sidrerías de Asturias", exponen. Porque la citada marca regional exige que quien la luzca en su local tiene que servir la sidra escanciada a mano o desde el tonel. "Respetamos lo que hagan otros compañeros, cada uno es muy libre de analizar su situación y hacer sus planteamientos, pero nosotros vamos a tratar de no encarecer más la sidra en la medida de lo posible para que siga siendo una bebida popular que ambiente nuestros locales, y como parte de la cultura asturiana", concluyen en la cadena de hostelería asturiana.

Botellas de sidra El Gaitero. LUISMA MURIAS

Doble premio de El Gaitero en un concurso internacional de Madrid


La sidra El Gaitero quiere seguir siendo "famosa en el mundo entero". La empresa de Villaviciosa está dispuesta a demostrarlo año tras año. El grupo maliayés acaba de coronarse en Concurso Internacional de Sidras (CINVE) en Madrid al ganar dos importantes premios con su sidra de hielo 1898 y la brut nature Valle, Ballina y Fernández. En la tercera edición del reputado certamen han participado elaboraciones sidreras de todas las partes del mundo. El jurado cató a ciegas sidras procedentes de España y otros países como Alemania, EE.UU., Francia o Portugal. La 1898 ha sido reconocida como "Best In Show", la mejor del certamen y por tanto de su categoría. Mientras, la brut Valle, Ballina y Fernández ha logrado una medalla de plata. Los galardones llegan al Grupo El Gaitero tras haber recibido ya tres medallas en los Nordic Internacional Cider Awards a finales del mes pasado.

Compartir el artículo

stats