Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los astilleros asturianos son los que tienen más actividad de España

Baleària incorporará a su flota en marzo el ferry rápido propulsado por gas construido en Gijón

Botadura del ferry rápido construido por Armón en Gijón para Baleària. | Balearia

Botadura del ferry rápido construido por Armón en Gijón para Baleària. | Balearia

Los astilleros asturianos, que dan empleo actualmente a cerca de 1.300 trabajadores, son los que mayor actividad están desarrollando de España, por encima de los constructores navales de Galicia y País Vasco, regiones que durante muchos años han encabezado la estadística.

Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, durante los primeros tres trimestres de 2020, los astilleros de las empresas asturianas Armón y Gondán (con instalaciones industriales en los concejos de Navia, Coaña, Gijón y Castropol) acapararon el 45% de la actividad ponderada de construcción naval en España, índice que tiene en cuenta el número de puestas de quilla, botaduras, entrega de barcos y sus características. Los astilleros de Galicia concentraron el 30% de la actividad ponderada y los de el País Vasco el 25%.

En el ecuador de 2020, los astilleros asturianos tenían una cartera de pedidos valorada en 616 millones de euros, según datos de la patronal de constructores navales privados Pymar. Además, durante el pasado año se firmaron importantes contratos que garantizan carga de trabajo para 2021. Entre esos contratos destacan los firmados por Gondán con el armador noruego Ostensjo Rederi para la construcción de dos barcos para el mantenimiento de parques eólicos marinos y el firmado por Armón con el armador también noruego Knutsen para la fabricación de un buque para suministrar gas natural licuado entre barcos.

Por su parte, Baleària, tiene previsto incorporar en marzo a su flota el primer ferry rápido del mundo para pasajeros y carga propulsado por motores de combustión interna a gas natural. En las próximas semanas, el “Eleanor Roosevelt” realizará las pruebas de mar en los astilleros de Armón en Gijón, donde se está construyendo con un presupuesto de 90 millones de euros.

Hito en la navegación

El armamento del casco del buque está prácticamente finalizado y se han realizado pruebas en la rampa de acceso para vehículos y carga. Los trabajos se centran ahora en la habilitación de los salones para el pasaje, así como en el puente de mando y la instalación electrónica. “Los trabajos avanzan y en pocos meses tendremos operando uno de los buques más innovadores y sostenibles del mundo. La incorporación a la flota supondrá un hito en la historia de Baleària, pero también en la del transporte marítimo a nivel internacional”, destacó Guillermo Alomar, director de Flota de Baleària. El buque tendrá capacidad para 1.200 pasajeros y una bodega para 450 turismos.

Compartir el artículo

stats