Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los compañeros del trabajador fallecido en Armón: "Estamos muy afectados"

El operario, Jairo Sánchez, natural de Langreo de 39 años, murió al caerle un tubo de 50 kilos en la cabeza por causas que se investigan

Terrenos de Armón donde ocurrió el accidente mortal. En el recuadro, Jairo Sánchez .

Terrenos de Armón donde ocurrió el accidente mortal. En el recuadro, Jairo Sánchez . Ángel González

Trágico accidente en los astilleros Armón de Gijón. Jairo Sánchez Suárez, natural de Sama de Langreo y de 39 años, falleció ayer al caerle encima un tubo de unos cincuenta kilos que manejaba desde tierra con una grúa por causas que ahora se investigan. El trabajador, que llevaba ocho meses en su empresa tras varios años de experiencia como operario de puente grúa y galvanizado, sufrió un fuerte golpe en la cabeza que le dejó gravemente herido y pese a ser trasladado rápidamente hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) nada se puedo hacer por salvarle la vida. “Estamos todos muy afectados por lo que ha ocurrido, se soltó una tubería, pero no sabemos qué pudo ocurrir porque los compañeros solo escucharon un fuerte golpe y ya le vieron herido muy grave”, explicó a este periódico Juan Mendiguchía, jefe de personal de la empresa avilesina Mantenimiento, Construcción, Montajes y Limpiezas Industriales Sociedad Limitada (Macomli) en la que trabajaba la víctima. Muchos de sus compañeros, testigos de lo ocurrido, acudieron durante un largo rato ayer por la tarde hasta el HUCA a arropar a la familia de Sánchez Suárez, “un trabajador siempre responsable”.

El fatal accidente, el cuarto mortal que tiene lugar en Armón desde 2013, ocurrió en torno a las doce del mediodía. El fallecido se encontraba manejando una grúa de obra, controlando sus movimientos a distancia, para meter varios tubos en un buque de trabajo en campos petrolíferos para el grupo mexicano Durandco que se está construyendo en Armón. Una de las piezas de la carga, situada a unos tres metros de altura aproximadamente y de 50 kilos, se soltó e impactó en la cabeza del trabajador, que quedó tendido en el casco del barco gravemente herido. Sus compañeros fueron los primeros en dar la voz de alarma a los servicios de emergencias.

Hasta el lugar se desplazaron, sobre las 12.10 horas, los servicios sanitarios en UVI móvil así como varias dotaciones de la Policía Nacional, encargada ahora de esclarecer las causas del siniestro a través de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Fueron los agentes quienes ayudaron a sacar al trabajador para recibir las primeras atenciones hasta su traslado al HUCA. Jairo Sánchez, muy conocido y querido en Sama, sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave, pero llegó con vida hasta el hospital. Mientras los médicos le atendían, varios de sus compañeros, que habían paralizado sus labores tras el accidente igual que todos los demás empleados del astillero, acudieron rápidamente hasta el hospital para estar con la familia y confiando en que se pudiera recuperar de las graves heridas. “Estaba muy grave, pero quisimos arropar a la familia; estamos muy afectados todos, era muy buen trabajador y un gran compañero”, reconoció Mendiguchía tras confirmarse la noticia del deceso al filo de las ocho de la tarde.

Los investigadores han puesto en marcha el protocolo de accidentes laborales –y se ha dado parte a Inspección de Trabajo– que le ha costado la vida a este langreano aficionado al fútbol y que fue jugador del Alcázar, un club de fútbol base de Sama de Langreo, donde el finado jugó en categorías inferiores, hasta cadetes, donde se destapó con un atacante “muy goleador”, apuntaron desde el club. Las pesquisas policiales se centran tanto en Armón, como en la subcontrata en la trabajaba la víctima para esclarecer las causas y si las medidas de seguridad eran las correctas.

Once muertos en el trabajo en Asturias en 2021

El langreano Jairo Sánchez se convirtió ayer en el undécimo fallecido en accidente laboral en Asturias en lo que va de año, una cifra alarmante teniendo en cuenta que fueron 15 los muertos en todo el 2020 en la región. “Llevamos tiempo alertando que esta lacra impide a los trabajadores volver a su casa tras su jornada laboral cada vez con más asiduidad. Urge una actuación decidida, un auténtico pacto de Estado contra la siniestralidad laboral, cumplir a rajatabla la normativa, fortalecer y dotar de más medios la Inspección para que vigile y sancione si no es así”, apuntó Gerardo L. Argüelles, responsable de Salud Laboral de CC OO Asturias. En la misma línea se mostró Nerea Monroy, vicesecretaria general de UGT Asturias. “Los números son intolerables para una sociedad como la asturiana. Esta pandemia necesita una vacuna, que es cumplir con la normativa y que el Gobierno tome cartas en el asunto”, señaló.

Compartir el artículo

stats