Las corporaciones municipales del Valle exigen a Red Eléctrica de España que desmantele la línea Lada-Velilla y que finalice antes de que concluya este año. La moción presentada por el PSOE en los ayuntamientos de la comarca reclama que el desmontaje de las ochenta torres de alta tensión, que nunca llegaron a entrar en servicio y que están colocadas desde la central térmica langreana hasta el puerto de Tarna, se acometa con “urgencia”. Fueron instaladas entre 1984 y 1986, con un coste de 2.000 millones de pesetas.

El Ayuntamiento de Langreo aprobó, por unanimidad (con los votos del PSOE, Unidas por Llangréu, PP y Ciudadanos), la petición, que se trasladará a Red Eléctrica de España para que “adopte las medidas necesarias”, y a los gobiernos regional y central para que “desarrollen las actuaciones que consideren necesarias”. La moción ya tenía la luz verde en Caso y en San Martín del Rey Aurelio. En el primero de los casos, todos los grupos con representación municipal (PSOE, IU, PP y Foro) dieron su apoyo a la reclamación de desmantelamiento de la línea de alta tensión Lada-Velilla. En San Martín, la moción quedó aprobada con los votos de PSOE, IU y Ciudadanos. Aún no se ha debatido en los consistorios de Laviana y Sobrescobio aunque, dada la composición de la Corporación municipal, con mayoría del grupo que presenta la moción, es previsible que salga adelante. El alcalde de Caso, Miguel Fernández, destacó que “la ministra Teresa Ribera y sus asesores, Jorge Marquínez y Hugo Morán, tienen que dar prioridad a estas actuaciones medioambientales sobre otras”.

La moción debatida y aprobada días atrás en el Ayuntamiento de Langreo hizo hincapié en que es “necesario, tanto desde un punto de vista técnico como ambiental, que una línea eléctrica que nunca ha estado en servicio y que nunca lo va a estar, se desmantele, evitando también con ello posibles incidentes que puedan afectar a la seguridad de la infraestructura, y con ello a la seguridad de las personas y bienes de la zona por la que discurre”. Refleja el escrito que en las “Propuestas de desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica con Horizonte 2026 en el Principado de Asturias”, el gobierno regional solicitó el desmantelamiento de la línea Lada-Velilla, un proyecto de Red Eléctrica al que renunció en 2004. Las torres se instalaron en un tramo de 53 kilómetros desde Lada al puerto de Tarna, recorriendo los cinco concejos de la comarca.

Esta línea de alta tensión debía conectar la térmica langreana con la de la localidad palentina de Velilla, que actualmente están pendientes de ser desmontadas. Las torres se colocaron en la parte asturiana pero no en la comunidad autónoma vecina, donde se frenó. Los tribunales, a finales de los años ochenta, prohibieron el paso de la línea por los espacios protegidos de León. La Junta General exigió al Gobierno central en varias ocasiones, con el apoyo de todos los grupos, el desmantelamiento de la línea. Desde otras instituciones se impulsaron iniciativas similares pero ninguna prosperó.

El proyecto


Demanda. El Valle reclama a Red Eléctrica que inicie ya el desmantelamiento de la línea de alta tensión Lada-Velilla.


Plazo. La moción presentada por el PSOE en los consistorios de la comarca pide que la obra se ejecute este año.


Instalación. Las ochenta torres de alta tensión colocadas desde Lada (Langreo) hasta Tarna (Caso) nunca entraron en servicio.