Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Chorizos

El sanmartín y los cambios legislativos

Esta semana tocó curro. Además casi el 20% más caro que el año anterior. Hicimos el sanmartín y aunque no hay matanza, si hubo el resto de tareas: picado de cebolla para las morcillas, amasado de picadillo, embutir, amarrar... y todavía quedan tres semanas de curado, atizando, eligiendo maderas adecuadas: de manzano, si es posible, y en su falta de roble. Como estoy en Bimenes y el fin de semana anterior fueron Les Xornaes del Gochu me sentí ambientado.

Cierto que quienes lo hacemos estamos en la tercera edad y muchas veces comentamos que esto se va a acabar porque no se ve relevo generacional . Tal vez sea porque las costumbres gastronómicas de las nuevas generaciones han cambiado y al bocadillo de chorizu de nuestra infancia y juventud le está sustituyendo sin remisión la hamburguesa. Bueno, el caso es que las manos de amasar, la espalda de estar amarrando, el brazo de dar al rabil, los hombros de estirarse para colgar las varas repletas de embutido me decían continuamente que los años ya no eran para esto. Y cuando iba con el balde repleto de ristras para llevarlas a colgar me dice un amigo:

–Vicente, ¡esto de los chorizos va a acabase!

–Ya, le respondí, solo lo facemos los vieyos.

–No, repuso, va acabase por ley.

–¿Entonces?, pregunté.

–Coime, home, sí, ye cosa de Pedro Sánchez. Con esta ley pa despenalizar la malversación, los «chorizos» van a acabase.

No estaba yo mucho para gracias, pero me resultó imposible evitar la carcajada.

Compartir el artículo

stats