Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las dudas de la vacunación: ¿Qué pasa en Asturias si no me quiero poner AstraZeneca?

La consejería de Salud tiene un protocolo en estos casos

Siete muertos en el Reino Unido por coágulos tras vacunarse con AstraZeneca

España ha vuelto a inocular la vacuna de AstraZeneca. Siguiendo a rajatabla las indicaciones de la Agencia Española del Medicamento y las decisiones del Consejo Interterritorial de Salud Asturias ha retomado el proceso que se había paralizado y que tenía como objetivo inmunizar a personal esencial como profesores o agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Esta semana, el Sanidad ha dado un paso más y ha eliminado el límite de edad para la vacuna de AstraZeneca en trabajadores esenciales.

Muchos ciudadanos han expresado estos meses sus dudas con respecto al proceso de vacunación. A pesar de las evidencias médicas y científicas y de que la gran mayoría quiere vacunarse para luchar contra la pandemia, más de 3.000 personas han rechazado la inmunización en Asturias desde que el 27 de diciembre se comenzara administrando una vacunación que se ha mostrado efectiva: las residencias geriátricas llevan 40 días sin brotes.

La gran pregunta ahora es... ¿qué sucede si ahora no me quiero vacunar? "Las vacunas no se eligen. Se determinan en la estrategia nacional", explican desde la consejería de Salud del Principado de Asturias. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, recordó hace días que la vacunación en España no es obligatoria. Todo el mundo tiene, eso sí, derecho a cambiar de opinión. "Si luego cambian de opinión, se les vacuna, tal y como determina la estrategia nacional", aseguran desde Asturias. Cada área decidirá luego si esa persona se vacuna en el momento que cambia de opinión o si se va al final de la lista.

Lo cierto es que el porcentaje de personas que se han negado a inocularse la dosis correspondiente es pequeño. "Yo me siento un privilegiado y tuve un poco de efectos secundarios pero me veo como uno del tres por ciento de la población mundial que ya puede ser inmune al virus", comentaba uno de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de El Natahoyo que ya se ha puesto la primera dosis.

Solo el 3% rechazó vacunarse

Según los datos que maneja el Servicio de Salud la sociedad asturiana confía en los análisis realizados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés). El rechazo a la vacunación en Asturias apenas llega a un tres por ciento de quienes han sido llamados a inmunizarse hasta la fecha: fundamentalmente personal sanitario y mayores de 70 años. En los últimos días, el dato está aumentando. Las negativas a ponerse la vacuna registradas en la última semana, suponen el 12% del total de rechazos hasta la fecha en Asturias.

En total 4.500 personas se han negado a inmunizarse. Medio millar lo hicieron en los últimos cinco días. El miércoles 31 de marzo fue el día que más rechazos se produjeron, con 200 negativas a vacunarse. La gran pregunta ahora es... ¿qué sucede si ahora no me quiero vacunar? "Las vacunas no se eligen. Se determinan en la estrategia nacional", explican desde la consejería de Salud del Principado de Asturias. Todo el mundo tiene, eso sí, derecho a cambiar de opinión. "Si luego cambian de opinión, se les vacuna, tal y como determina la estrategia nacional", aseguran desde Asturias. Cada área decidirá luego si esa persona se vacuna en el momento que cambia de opinión o si se va al final de la lista.

Asturias recibió el viernes 22.000 nuevas vacunas de AstraZeneca y el mañana tiene previsto recepcionar 34.000 de Pfizer. El plan trazado es mantener la máxima cadencia posible en todo lo que resta de Semana Santa, hasta consumir todas las existencias disponibles, salvo un remanente de seguridad para segundas dosis de AstraZeneca.

Compartir el artículo

stats