Catorce años lleva la asociación “Langreanos por el Mundo” distinguiendo a langreanos ejemplares en la diáspora. Fue en 2008 cuando recibió el primer galardón la directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira; y el viernes le ocurrió lo mismo a la bioquímica Zafira Castaño y al economista y consejero delegado de Astilleros Armón, Laudelino Alperi. Éste último destacó, en el acto de entrega, lo que todos los premiados por la asociación piensan: “Es el mejor premio que se puede recibir porque es el que te dan tus propios vecinos”.

La bioquímica de Langreo sale a flote

Fueron dos los premiados porque correspondían a los galardones de 2020 y 2021, ya que el año pasado no se pudo realizar la entrega por la pandemia. Castaño tenía que llevar un año ya con el premio en sus manos, y el viernes tampoco pudo acudir ya que motivos laborales le impidieron viajar desde EE UU a su pueblo. En su lugar, recogió el galardón su prima Vanesa Beltrán, aunque la bioquímica si pudo dar su discurso ante el público allí presente. Castaño recibió el galardón por “su prometedora carrera profesional en el diseño de nuevos enfoques terapéuticos para pacientes de cáncer, además de su compromiso social para revertir la fuga de cerebros y su implicación en el ámbito educativo”.

La bioquímica de Langreo sale a flote

La bioquímica langreana, orgullosa por recibir este galardón aseguraba que “seguro que hay muchas personas que merecen este premio más que yo”. Una modestia que la hace, todavía más aún, merecedora del premio con todas las de la ley. En su discurso, la langreana también hizo referencia a las dificultades que se encuentran las personas cuando emigran, sobre todo, “dejar a tus personas más queridas”.

Algo más cerca estaba el premiado de este año. Laudelino Alperi fue distinguido “por su tenacidad y empuje en emprender el reto de reflotar la empresa Armón, logrando hitos tan importantes en la creación de empleo con un componente innovador en los barcos que fabrica y que navegan por todos los océanos conocidos”. Un empuje que el propio premiado reafirmaba en el acto de entrega de los galardones al señalar que iban a construir “un barco de investigación oceanográfica en la factoría de Vigo”. Y no es la única iniciativa de la empresa en la que trabaja como consejero delegado, ya que, como aseguró, “tenemos proyectos muy interesantes para desarrollar en el futuro”.

Junto a los premios “Langreanos en el Mundo” también se concedieron las distinciones solidarias “Falo Cadenas”. Estos reconocimiento también se entregaron el pasado viernes por duplicado. Por un lado, a la asociación proinmigrantes “Intervalo”, elogiando “su compromiso con la inmigración, promoviendo la igualdad, la solidaridad y la lucha contra el racismo, además, en la asociación se dan cita culturas y religiones que nos enriquecen a la ciudadanía de Langreo”, decía el fallo del jurado. El otro reconocido es un odontólogo muy conocido en Langreo, como es el doctor Aurelio Martínez Cortina. Y es que además de su labor en la clínica de Langreo, el dentista ha conseguido llevar su trabajo hasta Senegal con el programa “Sonrisas solidarias”.

Ambos reconocimientos sirvieron para divulgar el trabajo que realizan, suponiendo un importante altavoz. Así lo reconocía Benjamín Braga, de “Intervalo”, asegurando que, “si esta crisis nos ha golpeado a todos, a los más vulnerables, entre los que se encuentran los inmigrantes, mucho más”. Martínez Cortina, por su parte, instó a la solidaridad “sobre todo durante estas fiestas, para que todos pongamos un granín de arena y hacer así un gran desierto”.

Y entre tanto orgullo, el del presidente de “Langreanos en el Mundo”, Florentino Martínez, que se vanaglorió de haber conseguido mantener estos galardones durante tantos años, siendo la principal de las actividades que realiza la asociación. “Para mí es toda una responsabilidad”, afirmaba el presidente, que también dio cuenta de las otras dos iniciativas importantes de la entidad. Por un lado, las “Raíces de la inmigración”, con la que ya se han plantado 17 árboles por todo el concejo de Langreo. La otra iniciativa es la preparación de la candidatura del Valle de Samuño al premio Princesa de Asturias al Pueblo Ejemplar. “Llevamos cinco años presentando la candidatura y cada vez estamos más cerca, lo acabaremos consiguiendo”, subrayó.